Cuadros Trípticos

Los trípticos suelen ser muy buscados por su efecto armonioso y equilibrado. Te presentamos nuestros modelos, recordá que podemos cambiar los colores para que combinen con el ambiente en el que desees colgarlos.

Qué son los cuadro trípticos?

Hablamos de un tríptico cuando la la obra se compone de tres paneles o piezas. Este término apareció en la Edad Media, cuando se denominó de esta forma a una tableta de escritura romana antigua conformada por dos piezas a los costados de una pieza central. También existen otras alternativas como los bípticos o cuadrípticos, de dos y cuatro piezas respectivamente, o polípticos cuando se trata de muchos paneles.

Por qué colgar trípticos en nuestras paredes?

Ya sea en el dormitorio, en el living o en el comedor, los cuadros trípticos destacan por su elegancia y simetría. Difícilmente queden mal, y es una excelente opción para cubrir grandes espacios de pared donde una sola pieza sería insuficiente. Además, en el mercado hay multitud de modelos de todos los estilos y tamaños, siendo relativamente fácil encontrar uno que se adapte a nuestros gustos.

Cómo colgar un tríptico

Aunque tenemos la costumbre de empezar de izquierda a derecha, para esta tarea lo mejor es colocar primero la pieza central, que es la más importante para lograr que el conjunto quede correctamente centrado. Luego colgaremos las restantes.
Otro aspecto importante a decidir es la distancia entre los cuadros. Si el tríptico forma una sola imagen, el espacio debe ser pequeño. En el resto de los casos dependerá de nuestro gusto y de la superficie total que queramos cubrir. Si va colocado sobre un sillón o una cama, el largo total no debe sobrepasar el largo del mueble. Si no estamos seguros, se puede utilizar primero hojas de diario para visualizar cómo quedarían los cuadros una vez colocados.

Alternativas y opciones de cuadros trípticos modernos

Los hay de forma cuadrada y rectangular, coloridos, minimalistas, abstractos, realmente la variedad es impresionante. Además, algunos modelos se cuelgan en escalera mientras que otros se colocan en forma recta. También se puede variar el espacio que se deja entre cuadro y cuadro para abarcar más o menos espacio.
Tal vez deseemos colocar tres cuadros, pero no necesariamente que sigan el mismo patrón o sean parte de un mismo dibujo. En estos casos podemos lograr un conjunto armonioso combinando colores y estilos e incorporando distintos diseños.

Ejemplos de trípticos y opciones para combinar tres cuadros